fbpx

Muchas y muchos de nosotros nos preocupamos generalmente por la piel de nuestro rostro, aplicándonos mascarillas, teniendo rutinas, utilizando diversas cremas, tratamientos y demás. El cuidado del rostro es parte de nuestra rutina diaria desde que somos pequeñas, pero muy poco se habla o se incluye otras partes del cuerpo, como el caso de los pies.

NUESTROS PIES

Ellos son los que nos sostienen durante horas y son zonas que contienen muchísimas terminaciones nerviosas, por eso sentimos tanto al caminar y mover nuestros pies. Recuerdo que en una clase de biodanza hace varios años, escuché que a través de nuestros pies recibimos la energía de la tierra y también soltamos nuestra energía.

Hablando desde el reiki (una terapia energética), nos dice que si nuestros pies son bien estimulados pueden contribuir a la auto-curación. Existen diversos métodos alternativos para aliviar males, uno bastante interesante es la reflexología, conocida como una práctica de estimular puntos sobre los pies, manos, nariz u orejas (llamados: zonas de reflejo). Lo que quiere decir que nosotros mismos, si logramos conocer nuestro cuerpo, podemos aliviar diversos dolores.

Por eso que debemos cuidar nuestros pies como cuidamos nuestra cara, ya que estos son parte importante del funcionamiento de nuestro cuerpo.

Algunos consejos para mantener sus pies bien cuidados son:

1. DARSE UN BAÑO CON AGUA CALIENTE Y FRÍA.

Es muy importante para la buena circulación de nuestros pies, realizarnos un baño de agua caliente por unos minutos y luego alternarlo con agua fría unas cuatro veces, además podemos agregar alguna sal dura o de tratamiento para relajar mucho más nuestros piecitos.

2. EXFOLIAR NUESTROS PIES UNA O DOS VECES POR SEMANA.

Esto ayuda a eliminar la piel muerta y seca de nuestros pies, manteniéndolos frescos y dándoles una apariencia más joven. Podemos exfoliar con productos específicos para esta función.

3. HIDRATAR NUESTROS PIES

Es super importante porque nos refresca y relaja, podemos utilizar cremas hidratantes, aceites aromáticos y/o de terapia para darnos masajes; además es muy importante mantener un hábito de beber la cantidad de agua necesaria que nuestro organismo precisa.

4. DAR MASAJES.

Lo más recomendable es masajear nuestros pies cada noche antes de dormir, con algún aceite aromático que ayude a concebir el sueño, ya que nos relaja y permite mejor la circulación en esa zona.

5. CORTARSE LAS UÑAS DE LOS PIES (POR MÁS RIDÍCULO QUE SUENE).

Hay muchas personas que solo se cortan las uñas cuando tienen que usar zapatos abiertos y la verdad, es muy importante mantener siempre las uñas cortas y limpias. Primero para no generar hongos ni malos olores; y segundo, porque cuando la uña crece mucho puede encarnarse en la piel y a veces es necesaria hasta una intervención quirúrgica para poder curar, así que mejor prevenir que lamentar.

Cuéntanos si aplicas los consejos y que otros tips tienes para mantener saludables tus piecitos.

Artículos Recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: