fbpx

FUE DIFICIL, PERO NO ME VEO HACIENDO OTRA COSA

La necesidad de vestir a su primer bebé con ropa cómoda y diferente la llevó a convertirse en importadora y comercializadora de estas prendas pequeñitas.

Valeria Rodríguez Tejero, es una joven emprendedora de 34 años, estudió Ingeniería Comercial, actualmente es mamá de dos hermosos niños y propietaria de la tienda de ropa de bebés Bubu Store en la ciudad de Santa Cruz.

Parece que fue ayer  cuando estaba embarazada de su primer hijo, emocionada nos  contó que en esa época no habían muchas tiendas que vendan ropa para bebés que sea bonita y diferente, así que tras el retorno de su mamá de Estados Unidos (quien había ido de vacaciones), se le ocurrió importar ropa con ayuda de una tía.

“Menos mal mi tía Marilú aceptó, porque no me veo haciendo otra cosa, le agradezco en el alma por haberme ayudado con tremendo empujón”, nos confesó Valeria.

Los mejores momentos que tuvo con su emprendimiento, sin duda, fue el haber realizado entregas con sus papás siendo divorciados, pues asegura que nunca dejaron de apoyarla; por otro lado, su negocio también la llevó a conocer a gente maravillosa, demostrándole que no todo está perdido.

Han pasado 9 años desde la primera importación que hizo y como todo negocio tuvo sus altas y sus bajas.

Vale, como la llaman de cariño, nos comentó que al inicio no sabía si su tienda iba a llegar a ser rentable, ya que no hizo ningún estudio de mercado, “no hice nada de lo que se debe hacer, gran error. Probé y muchas veces quise renunciar a seguir, no sabía qué era tan difícil emprender algo y llegar a los clientes, pero con los años le agarré el hilo y ahora no lo cambio por nada, me encanta mi negocio” añadió.

Si volviera a comenzar de nuevo, nos confesó que no daría nada a crédito porque es una tortura cobrar, tampoco llevaría todas las prendas, para mostrar, hasta la casa de los clientes, pues recuerda que iba súper cargada, con su primer hijo colgado en el canguro, su bolsón y una maleta o maletín con todas las prendas que le pedían los clientes para que vean a domicilio.

Valeria nos afirma emocionada que su mayor logro fue ser emprendedora y mamá al mismo tiempo, “no fui mamá muy joven, pero mientras yo cuidaba de un bebé y vendía por facebook, mis amigos seguían en fiestas y haciendo lo que yo más extrañaba… dormir muchas horas seguidas”.

La persona a la que más admira es su mamá, pues asegura que ella siempre está ahí, por más cansada o enferma, siempre la ayuda con la tienda o con sus hijos, «no hay obstáculos para ella, es la mejor persona que conozco en el mundo», añadió.

Un consejo que ella le da es que hay que lanzarse al éxito, porque es la única manera de saber si funcionará o no, por otro lado, indica que si se tiene un buen capital, es importante no invertir todo porque siempre hay algunos gastos extras.

Artículos Recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: