fbpx

EL TRASTORNO DE ATENCION (TDA) EN EL COLEGIO

El TDA es un trastorno que se va presentando con mayor frecuencia en el trabajo de aula, en niñas, niños y adolescentes. Provocando problemas a nivel personal y grupal, ya que el grupo de pares reaccionan a los estímulos que reciben, instintivamente.

Esta problemática se está repitiendo continuamente, provocando dificultades en el desarrollo del trabajo en aula, maestros, directores y psicólogos están en busca de las mejores estrategias para lograr equilibrar el proceso de aprendizaje institucional.

Niños que presentan un TDA con hiperactividad, desordenan la organización del aula, sin poder controlar sus impulsos, en general estos estudiantes, hablan mucho o se mueven constantemente por toda el aula. Desorganizando el desarrollo del trabajo del grupo de pares.

En cambio los niños que presentan el TDA sin hiperactividad, todo lo contrario, pasan desapercibidos, pero esto no garantiza su avance y desarrollo escolar debidamente, son estudiantes que prefieren soñar en lugar de prestar atención a la clase, no logrando los resultados esperados.

Para detectar estos casos es necesario observar a los estudiantes, para determinar el tipo de TDA, es muy fácil captar a los hiperactivos, pero los pasivos, generalmente se quedan con la mirada perdida de tiempo en tiempo.

Ambos casos requieren ciertas características de atención:

Los estudiantes hiperactivos precisan tener un respaldo de actividad para lograr mantener la atención el tiempo necesario (por ejemplo, tener una hoja de apoyo para dibujar o hacer garabatos, o también tener la boca ocupada con una golosina, etc.) son personitas que al tener dos o tres actividades para atender lo hacen muy bien, es decir que mantendrás la atención necesaria en la clase, pero estas actividades de respaldo deberán definirse por cada caso, no todos suelen hacer lo mismo.

Los estudiantes sin hiperactividad, deberían sentarse siempre entre las dos primeras filas de manera que la o el maestro pueda atraer su atención cuando se quede con la mirada perdida.

Lamentablemente en nuestro medio no contamos con unidades escolares aptas para los estudiantes con estas características, más bien es a ellos a quienes hay que adaptarlos al sistema educativo.

Sin embargo los estudiantes con este trastorno son estudiantes con muy buenas capacidades intelectuales, y no debería relacionarse este, con el bajo rendimiento académico que cualquier estudiante podría presentar independientemente de si es diagnosticado.

Cabe aclarar que el diagnóstico de este tipo de trastorno debe ser realizado por profesionales calificados es decir, que son casos que precisan de la atención de un neuro – pediatra y/o de un psicopedagogo, los cuales podrán certificar si realmente se trata de este tipo de trastorno.

Este trabajo es para evitar la posibilidad de etiquetar con diferentes términos a estos estudiantes, que en definitiva no se presentan como el general de sus compañeros.

MGR GILKA ALINA ESTEVEZ SILES

Psicopedagoga: 70755643

Centro avanzado pediátrico

AVANDSALUD

Cochabamba

Artículos Recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: