fbpx

EMPRENDEDORAS QUE CREYERON EN SUS SUEÑOS

Hoy queremos festejar el aniversario de Santa Cruz con un lindo homenaje a las mujeres cruceñas emprendedoras y muy trabajadoras, por eso les traemos cuatro historias que estamos seguras que les van a inspirar tanto como a nosotras.

Emprender no es fácil y por eso uno de los objetivos que tenemos como revista digital es poder ser una plataforma para la mujer boliviana y sus emprendimientos, pero sobre todo queremos inspirarte para que te animes a creer en tus sueños y los hagas realidad.

Antes de contarles la historia de cada una de nuestras mujeres emprendedoras de hoy, queremos pedirles que las apoyen siguiéndolas en sus redes sociales y compartiendo esta nota, para que más personas en todo el país puedan conocerlas.

1. FLAVIA FEENEY COSSIO

Es Chef de profesión, diplomada en Salud Holística y Nutrición y especializada en Nutrición infantil. Flavia  nos contó que al finalizar sus estudios en España, en Febrero del 2019, regresa a Bolivia con la idea muy clara de poder desarrollar lo que para ese entonces parecía un sueño, “encendí los hornos de mi cocina y durante un año me dediqué a hacer pasteles y distribuir a restaurantes mientras paralelamente desarrollaba mi proyecto con esfuerzo y perseverancia”, nos confesó.

VACAS VERDES es el nombre de su emprendimiento y es una línea de Productos refrigerados y listos para el consumo, están hechos  a base de proteína vegetal que según nos explicó, consta de un proceso de producción consciente y ético, además tiene como objetivo crear una alimentación libre de etiquetas. Esta idea nace de la fusión de las dos pasiones que tiene como es la gastronomía y la salud.

“Pienso que cuando vemos las cosas de manera objetiva y no desde la factibilidad que conlleva el consumismo seguro, podemos generar cambios y ayudar a las personas que desean generarlo”, añadió.

Uno de los mayores desafíos que ha tenido Flavia, es sin duda “el tiempo”, pues para ella es algo que varía dependiendo del momento y la perspectiva con la que se ve las cosas, asimismo aseguró que como todo emprendedor que empieza un proyecto con muchas ansias e ilusión, en el camino se encuentra con inconvenientes, pero lo importante es empezar, mantener la meta clara y saber a donde dirigirse.

Se considera una persona a la que le gusta planear cada paso de su vida, sin embargo, con VACAS VERDES ha aprendido muchas cosas, como ser flexible y ser más abierta a los cambios.

“Me parece increíble como las oportunidades surgen y la vida lleva su curso natural, siempre querré hacer lo que amo y VACAS VERDES  ya no forma parte de  un sueño sino de una realidad, es mi gran proyecto qué está en construcción y día a día pondré todo de mí para que pueda estar en otros departamentos y llegar a la mesa de muchos bolivianos», aseguró.

2. NAARA ESPINOZA ZURITA

Estudió Ingeniería en administración petrolera, nos contó que por la maternidad no podía trabajar en el área, así que se puso en busca de un trabajo que pueda realizarlo desde casa, sumado a eso ella buscaba una alternativa a las toallas desechables convencionales, pues sufría de alergias e irritaciones.

De esa necesidad personal, nace YASI, una línea de toallas femeninas re-utilizables, para el cuidado de la higiene íntima, que a su vez sea amigable con el medio ambiente y con el bolsillo del consumidor.

“buscaba una alternativa a las toallas desechables convencionales y encontré que, en otros países como México, EEUU, incluso en Europa, estos productos ya son de uso cotidiano, así que empecé a realizar las toallitas para mi uso y viví una gran experiencia. Es así que empiezo a confeccionar para comercializar y que otras personas puedan vivir esta experiencia” nos contó Naara.

El mayor desafío que tuvo que enfrentar al abrir su negocio fue el decidir asociarse junto a Lilian Leaños, pues le costó aprender a tomar decisiones de forma conjunta, pero gracias a esa decisión que tomó, hoy YASI pudo avanzar a pasos agigantados, logrando industrializar la marca y posicionarla con la imagen y la idea adecuadas.

Sus planes a futuro son muy ambiciosos, pues nos contó que les encantaría poder ingresar a salas de farmacias y supermercados de todo el país y por qué no incluso llegar a exportar a otros países latinoamericanos.

3. LETICIA ORTEGA DE DURAN

Es profesora de profesión y una talentosa maquilladora profesional, hoy nos cuenta como nace su más reciente emprendimientoy creadora de SAZON ESPECIAS ARTESANALES (su actual emprendimiento), el cual no considera un trabajo ya que nos confesó que la cocina es su terapia, le encanta cocinar y comer.

Leti es del Sur de Texas y nos contó que cuando llegó a Bolivia le hacía falta la variedad de sabores, especias y hierbas con las que cocinaba habitualmente, en poco tiempo conoció a las “caseritas” que vendían especias en El Abasto, comenzó a comprar a granel y así hacer sus propias mezclas en casa para preparar las comidas Tex-Mex, las BBQ’s al estilo de Texas, los spaghettis y las lasañas a su estilo, que tanto extrañaban con su familia.

“Siempre he hecho las mezclas en casa para nuestra cocina y las guardaba en frascos para usar más adelante, cuando llegó la pandemia y todos en casa nos tuvimos que convertir en chefs profesionales, allí comenzó la verdadera experimentación, simplemente para no aburrirnos de los mismos sabores de siempre. Empezamos a experimentar y a probar nuevas recetas de platos y combinaciones de sabores de otras culturas y países”, nos contó.

Fue hasta que en una ocasión que preparó un plato griego, el esposo de Leti la miró y le propuso la brillante idea de vender las mezclas para que otras familias también puedan probar, experimentar y disfrutar con todos esos nuevos sabores, sin lugar a duda la idea le encantó y así comienza SAZON ESPECIAS ARTESANALES, mezclas hechas a base de especias y hierbas finas, usando solo ingredientes 100% naturales (de campos bolivianos) y de la más alta calidad, no contiene conservantes y son bajos en sodio.

El objetivo de este emprendimiento es ayudar a la gente a cocinar en casa con los sabores gourmet de un restaurante, que uno tenga más practicidad a la hora en la cocina y por supuesto hacer a todos la vida más fácil.

Entre los planes a futuro de Leti están seguir creando y mezclando, pero sobre todo creyendo y luchando para que su pequeño sueño siga creciendo cada vez más. “Aún tengo mucho que aprender en esta nueva aventura y con ayuda de mi esposo y mi familia lograré”, nos comentó.

4. ADRIANA LUJAN VARGAS

Estudió Diseño Gráfico y por su conocimiento en programas de diseño y arquitectura, trabajó un tiempo con su mamá en el rubro del diseño de interiores, pero nos confesó que no era algo que le apasionara pese a que tenía algo que ver con su profesión.

Adriana vivió un tiempo en Buenos Aires, donde aprendió técnicas de encuadernación y descubrió que la papelería le apasionaba, también recuerda que desde muy pequeña creaba cuadernitos. Cuando volvió del país vecino, decidió hacer algunos cuadernos y vender con el material que trajo, para su sorpresa, vendió todo muy rápido, así que decidió crear su propia marca junto a una página en Facebook.

Así nace LUJAN PAPELERIA QUE INSPIRA, con el objetivo de crear productos que inspiren a las mujeres a amarse más, ser más productivas y organizadas para cumplir sus sueños, pero sobre todo ser parte del crecimiento de las mujeres bolivianas e incentivarlas a creer que todo se puede lograr con una buena organización y con las metas claras.

“Me gusta saber que no solo hacemos papelería, si no que al hacer las cosas con propósito dejamos un mensaje de amor propio y que puedes logarlo en las mujeres que compran nuestros productos”, añadió.

El mayor desafío que tuvo es lograr que la gente pueda valorar su trabajo como emprendedores, diseñadores y artesanos, ya que el trabajo manual lleva mucho tiempo y los costos son muy diferentes en comparación con productos más comerciales, “pero gracias a Dios ahora hay muchas más personas en el país que lo entienden y valoran”, nos confesó.

Lo que comenzó como un emprendimiento de cuadernos artesanales, hoy LUJAN PAPELERIA QUE INSPIRA ya tiene una línea de productos más grandes y en un futuro pretenden exportarlos y venderlos en diferentes países para que todos vean que en Bolivia se crean cosas hermosas y con valor emocional.

Artículos Recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: