fbpx

CUANDO EMPRENDES DEBES PENSAR EN TODO PARA CUMPLIR CON LOS CLIENTES

Esta vez nos tocó visitar la ciudad de La Paz y conocer a nuestra emprendedora de esta semana, ella es Cecilia Blanco, historiadora de profesión, se dedicó a enseñar en colegios y universidades durante 18 años y actualmente es la creadora de Corazón de lana.

A Cecilia siempre le gustaron las manualidades, pues confesó que de forma paralela a su profesión, siempre se dedicó a hacer artesanías, velas, bijouteria, telar, mosaicos, bordados, entre otras cosas, pero fue cuando descubrió el telar que sintió que se le abrió un mundo de posibilidades para poder trabajar con lana y tejidos, “fue un mundo de cosas nuevas, me gustaba mucho trabajar la trama y la urdimbre en el telar y relacionado a eso estaba el vellón de la lana de oveja”, añadió.

Para aprender más sobre el vellón, Cecilia tomó un curso de hilado de la lana en el taller de Martha Cajías en La Paz, luego tomó cursos de fieltro agujado, donde se trabaja con unas agujas especiales tipo puas para pinchar, comenzando a dar forma a las diversas figuras y creando hermosas esculturas de lana como pingüinos, tortugas, colibrí y mucho más.

Todo empezó hace tres años con la creación de figuras pequeñas y luego comenzó dando talleres con la idea de que cada vez más personas conozcan la técnica de Fieltro agujado o Needle felting, por su nombre en inglés.  Cecilia recuerda que al principio este tipo de arte no era muy conocido en la ciudad, tanto el vellón como las herramientas eran complicadas de encontrar. En varias oportunidades su familia le enviaba algunos encargos que hacía de Argentina.

Entre las lecciones aprendidas en el proceso fue el cumplir con los tiempos que promete a sus clientes y prever aquellas cosas que podrían no salir como uno espera, “muchas veces hay que sacar recursos de donde no hay, no puedo decirle al cliente que no conseguí el vellón y se tiene que tener todo eso en cuenta cuando se está emprendiendo”, añadió.

Asimismo, asegura que no hay nada más bello que hacer lo que te apasiona y te hace feliz, eso no tiene precio, para ella es valioso el poder sentirte realizada y saber que puede hacer felices a los clientes con los productos, servicios o talleres que da.

Le preguntamos a Cecilia si tuvo alguna anécdota que recuerde siempre y ella nos contó que hace un tiempo subió un colibrí a la página de su emprendimiento y un señor le escribe y le encarga el colibrí para su esposa, al momento le escribe una mujer para saber el precio y poder pedirlo, pero no volvió a escribirle, luego se enteró que la señora era la esposa del señor que le encargó el colibrí.

Si bien Cecilia actualmente da talleres, le encantaría tener un espacio físico donde pueda impartirlos y así este rubro vaya creciendo y sea cada vez más valorado en todo sentido.

Para aquellas personas que desean emprender, Ceci les recomienda que no se dejen vencer por el miedo, porque es un sentimiento que siempre va a estar presente y debemos verlo como una guía para ser prudente, pero jamás debe congelarte o acobardarte; por otro lado, lo primero que uno necesita es estar convencido del emprendimiento que uno quiere realizar, además de amar lo que se va a crear, en segundo lugar hacer un estudio de mercado y por último, analizar todo, desde los materiales que se necesitan, el beneficio que le dará al público, los pros y contras.

Te invitamos a seguir las redes sociales de Corazón de Lana y así apoyar el emprendimiento de Ceci.

FB: https://www.facebook.com/Coraz%C3%B3n-de-lana-304262523818248

IG: https://www.instagram.com/corazondelana70/

Artículos Recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: