fbpx

CUATRO MUJERES QUE APOSTARON POR SUS EMPRENDIMIENTOS

El artículo de hoy, quisimos que sea diferente, porque al ser una revista digital que nació en territorio cochabambino hace un par de meses, sentimos la necesidad de festejar el aniversario de nuestra Llajta dando a conocer cuatro emprendimientos de jóvenes mujeres que se han animado a dar ese salto que muchos desean, pero que aveces por diferentes motivos no se animan.

En los siguientes párrafos, además de conocer estos cuatro emprendimientos, también conocerás un poco más sobre la historia de los mismos y los desafíos que sus creadoras tuvieron que pasar para cumplir el sueño de ser sus propias jefas.

1. VANESSA RAMOS

Foto: Cortesía de Vanessa Ramos

Vane, como le dicen de cariño, es una joven que nos sorprendió mucho. Tiene 21 años, está estudiando Comunicación Social, es maquilladora Profesional y durante la Cuarentena del año pasado a iniciado con su tienda online de ropa: I AM MUCHACHITA.

Durante la visita que le hicimos a su Studio de maquillaje, nos contó que su pasión por el rubro comenzó a sus 15 años, pero es hasta años más tarde que logra ingresar a un curso profesional de maquillaje, “por las mañanas iba a la Universidad y en la tarde me iba pasar maquillaje durante seis meses”, confesó.

Finalmente el 2019 abrió su estudio de maquillaje físico, que por la Pandemia, como muchas personas del rubro, se vio obligada a paralizar su trabajo hasta que la situación mejore.

Pasaron los meses y Vane empieza a pensar que cosas puede hacer para que sus ahorros crezcan y se le ocurre vender ropa, “siempre me ha gustado vender, desde chiquita hacía manillas de lanita y se las vendía a mis primos en 1 pesito, por eso siento que tengo alma de vendedora” nos confesó.

En plena pandemia comenzó a traer un par de prendas y las publicó a través del Marketplace de Facebook, en cuestión de días terminó con todo su stock y así logró juntar un poco más de capital, buscar proveedores y traer más prendas que tuvieron una buena acogida de la gente, así que decidió ponerle una marca a su emprendimiento, crearle sus propias redes sociales y así nace I AM MUCHACHITA, una tienda de blusas online con diseños novedosos y juveniles.

Actualmente Vane nos contó que divide su tiempo entre su Studio de maquillaje y la tienda online, pero para poder equilibrar ambos, le ha ayudado bastante el poder organizar su agenda y poner horarios específicos para poder cumplir con ambos emprendimientos.

2. NATALIA TORANZO DABDOUB

Tras nueve años trabajando en el área de la comunicación y marketing y los últimos cuatro años en la venta de piedras preciosas y semipreciosas por kilate, además de algunas joyas, decidió abrir su propia marca bajo el nombre de BRILLANTO.

Nati, como muchos le decimos de cariño, nos contó que la idea nace porque hace más de 15 años, su papá se dedicó a este negocio y junto a su hermana tienen como herencia muchas piedras preciosas y semipreciosas, es así que decidieron emprender cada una creando su propia joyería.

Foto: Cortesía de Natalia Toranzo

El mayor desafío que tuvo al iniciar con su emprendimiento fue lidiar con la competencia que tiene años de experiencia y un mercado bien establecido en el rubro, además tuvo que conocer las preferencias de cada cliente en función a la ciudad donde vive, “soy cochabambina, y un desafío fue conocer el mercado paceño, que a diferencia de otros mercados, aquí la gente usa joyas más delicadas y pequeñas. En Santa Cruz usan joyas más vistosas y en Cochabamba joyas medianas y con mezcla de piedras, como por ejemplo un anillo de esmeralda con zafiros”, nos explicó.

El objetivo de BRILLANTO es que los bolivianos puedan lucir joyas de lujo, con los mejores precios del mercado boliviano, con joyas de excelente calidad, fino acabado, modelos modernos para lucir piedras en Oro de 18 Kilates y Plata 925 y con piedras naturales y originales de esmeralda, zafiros, cuarzos, sky blue, ámbar, ónix, bolivianitas, perlas, entre otras.

A futuro, Nati desea abrir más joyerías físicas a nivel nacional y seguir creciendo en redes sociales con las ventas online, “por el momento estoy en La Paz exponiendo mis productos en dos joyerías del Centro y San Miguel, pero tengo el objetivo de abarcar otros mercados de Bolivia”, añadió.

3. ALEJANDRA ARANIBAR POLO

Ale, como le dicen de cariño, se considera una gran vendedora, pues nos confiesa que siempre ofrecía los productos de su familia entre sus amistades, “tengo una tía beniana que hace masacos y sonsos, mi suegra hace los queques y tortas de zanahoria, mi mamá hace las humintas y la torta de merengue, mi hermana tiene su pequeña empresa de galletas, torta de chocolate y mesas dulces para cumpleaños, una tía y yo que hacemos los accesorios y esta es una pequeña de la gran lista que te puedo dar” añadió.

SUCULENTA es un emprendimiento que nace de querer ayudar a su familia y generar un espacio donde las personas puedan disfrutar de una tarde de té, porque asegura que son pocos los lugares donde uno puede ir a sentarse y sentirse como en casa, con productos artesanales y elaborados con mucho amor.

Foto: Vanessa Sanjinés (Matiz)

De esta forma, hace un par de semanas, abre sus puertas este nuevo emprendimiento Cochabambino, donde en un solo lugar uno puede encontrar desde repostería artesanal, infusiones y cosas bonitas para regalar en acontecimientos especiales como accesorios, joyeros, entre otros.

Uno de los obstáculos que tuvo que enfrentar a la hora de abrir Suculenta fue la gente, nos contó que si bien hubo personas que ayudaron bastante, también aparecieron otras  que le pusieron trabas para poder darles más comodidad a sus clientes.

Ale espera que a corto plazo puedan convertirse en un referente en la ciudad como un lugar donde puedes ir a compartir con una amiga o comprar un regalo muy original, asimismo desean poder abrir otras sucursales en la zona central y oeste de Cochabamba.

4. RAISSA FERNÁNDEZ SÁNCHEZ

Raissa es Comunicadora Social,  además de encargarse de su emprendimiento, trabaja como Community Manager y hoy nos cuenta un poco sobre la historia detrás de BRAVE, su emprendimiento.

Ella nos cuenta que hace cuatro años comenzó en el mundo del maquillaje porque decidió pasar un curso profesional para aprender a maquillar y le fascinó todo lo que aprendió, conforme iba pasando el tiempo y buscaba cosméticos que veía en Youtube, se dio cuenta que muchos no los traían a Bolivia y si había, su precio era demasiado elevado, aún así, ella hacía el esfuerzo de comprarlo.

Foto: Cortesía Raissa Férnandez

“Cada vez conocía más tiendas, pero ninguna llenaba mis expectativas, en especial en el trato, que no en todas era malo […] en alguna ocasión yo era cliente frecuente de una tienda y siempre que iba, me respondían de mala forma o me criticaban el maquillaje”, nos comentó.

Foto: Cortesía Raissa Férnandez

Meses después de esa mala experiencia, Raissa renuncia a la empresa donde trabajaba y entre su hermana y su mamá le comentaron que sería una buena alternativa que abra una tienda de cosméticos, una idea que fue dando vueltas en su cabeza y que le encantaba  pensar en  ser esa tienda que buscaba y sin pensarlo más, decidió hacerlo.

BRAVE, una tienda online de maquillaje con envíos por todo el territorio boliviano inicia y de ahí en adelante, todo fue fluyendo.

Una meta a mediano plazo que tiene nuestra entrevistada es abrir una tienda física donde sus clientes puedan sentirse cómodas, saber que se llevan productos originales de muy buena calidad, que reciban un excelente trato, asesorarlas, porque “todas formamos parte de esta comunidad de belleza y cosméticos, y buscamos algo en común: divertirnos y resaltar nuestra esencia”, comentó.

Esperamos que estas historias les hayan gustado y puedan inspirarles, desde Matiz los invitamos a seguir las redes sociales de cada una de estás opciones que en algún momento podemos llegar a necesitar.

Artículos Recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: