fbpx

QUEDARSE CON LA DUDA DE QUE HUBIERA PASADO SI LO INTENTABA ES PEOR QUE TROPEZAR EN EL INTENTO

Esta semana conocimos a una mujer multifacética y con un carisma único, quien no solo nos abrió las puertas de su hogar para conocer un poco más sobre ella y sus emprendimientos, también nos recibió con unos bocaditos deliciosos, que de solo recordar se nos hace agua la boca.

Les presentamos a Mariana Bustillo Gardeazabal, quien es Administradora de Empresas y actualmente tiene tres emprendimientos: “Marbuga Style”, “Quiero Pasta” y “Ciscon Inmobiliaria“, de estos dos últimos emprendimientos también forma parte su esposo.

Mariana nos contó que el primer emprendimiento fue una inmobiliaria, la cual comenzó su esposo hace 10 años, cuando vivían en Buenos Aires, Argentina; tiempo después, por el requerimiento de las personas, decidieron abrir una sucursal en la ciudad de La Paz y posteriormente, Mariana junto a su familia regresan a Bolivia y toman la decisión de invertir los ahorros que tenían en el rubro de la construcción. “Con todas las ventas de los inmuebles que tuvimos y como mi esposo es Ingeniero Civil, se nos ocurrió comenzar a construir, empezamos en Santa Cruz, en La Paz y actualmente en Cochabamba hemos terminado de hacer un edificio de departamentos de lujo de 204 metros cuadrados cada uno, en el centro de la ciudad”.

Llegó la pandemia y como todo estaba paralizado, a Mariana se le ocurrió comenzar a hacer las deliciosas lasañas que prepara, que por cierto nos confesó que son su especialidad, comercializándolas a pedido y por delivery; es así que con la colaboración y apoyo de su esposo comienzan su segundo emprendimiento al que le pusieron “Quiero Pasta” y el cual se volvió exitoso a pesar que por temas de salud, Mariana tuvo que paralizar su negocio y retomarlo tiempo después.

Un sueño que siempre tuvo Mariana es tener su propia línea de ropa, con stock limitado y así replicar sus modelos para otras mujeres a las que les guste su estilo, por ello, el año pasado decidió materializarlo con el lanzamiento de “Marbuga Style”. “Un día me levanté y le dije a mi esposo que iba a abrir mi línea de ropa, me puse a investigar todo lo que se necesitaba, hacer cálculos y ver temas de marketing; me tomó un mes ver todos esos detalles y conseguir al fabricante que me haga los modelos exclusivos que tengo en mente y con mi propia etiqueta”, nos contó.

Mariana disfruta muchísimo cada uno de sus negocios, porque le permite pasar tiempo con su familia y ayudar a cada uno de los públicos que tiene en sus diferentes emprendimientos.

Asimismo, nos confesó que la ayuda de sus suegros, su mamá y sobre todo su esposo, fueron clave para poder lograr cada uno de sus objetivos, pero sobre todo poder tener un equilibrio entre ser emprendedora, mamá y esposa.

Mariana considera que a la hora de emprender es muy importante estudiar el mercado, ver el público al que se quiere llegar y dar un buen servicio a los clientes.

Finalmente recomienda, a todas las personas que desean emprender, a que se arriesguen, “El que no arriesga no gana, emprender un negocio no es nada fácil, siempre vamos a tener tropiezos, pero el que persevera siempre lo logra”, añadió.

Artículos Recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: