fbpx

CUANDO UNO NO TIENE LAS CONDICIONES HABITUALES, ES HORA DE REIVENTARSE

Emprender no es fácil, siempre lo digo y no importa si abres un negocio grande, pequeño o incluso, como en esta ocasión, si eres profesional en alguna área y deseas crecer de forma independiente y particular, por eso, esta semana visitamos a Denise Briançon Messinger, en su gabinete, para conocer un poco más sobre ella y su trayectoria como profesional independiente.

Denise estudio Psicología en la Universidad Mayor de San Simón, como la especialidad en esa época era clínica, ella realizó su tesis en el área de clínica sistémica, trabajó en el área de violencia familiar y aunque se tituló con excelencia con mención a publicación, seguía muy enfocada a la parte organizacional, que según nos cuenta, siempre le gusto esa área, es así que al salir de la Universidad trabajó muchos años en la banca y posteriormente en Jalasoft donde tuvo varios logros.

Luego se retiró para dedicarse al área educativa y al área de clínica, es así que aceptó trabajar junto a una amiga, quien la invitó a formar parte de su gabinete, pero tiempo después y por cosas de la vida, el 2017 se ven obligadas a cerrar, sin embargo Denise continuó trabajando en el área de clínica con adolescentes y adultos, de forma independiente montando su propio consultorio.

El aprender y enseñar para Denise es muy importante, por eso fusionó ambas palabras para formar la palara Aprense, con la cual decidió bautizar a su gabinete.

Actualmente, nuestra emprendedora de esta semana, trata problemas psicopedagógicos que los niños y adolescentes están atravesando a causa de la pandemia, ya que como durante dos años han estado sin contacto físico con compañeros y maestros, ahora muchos presentar dislexia, dificultad para leer, disgrafía o no saben agarrar bien el lápiz e incluso les cuesta leer y escribir; por otro lado, en el área de clínica, trata con adolescentes temas como ansiedad, angustia o toxicomanías y con adultos temas como el trabajo desde casa, el haber perdido el trabajo y/o no poder encontrar uno, entre otros.

Para poder equilibrar su vida profesional con la personal es que Denise hace su propio análisis, hace supervisión de sus casos y por su puesto continua con la formación académica, esto para no contaminar la vida personal con la de los pacientes o viceversa.

La principal lección que Denise aprendió en todos estos años es el de reinventarse, “la pandemia es un excelente ejemplo de que cuando no se dan las condiciones habituales, hay que pensar tu carrera desde otro punto y eso se genera porque hay un deseo de querer hacer otra cosa con tu carrera porque en este momento no se puede hacer lo que normalmente se hacía”, comentó.

Denise nos confesó que quería ser Chef repostera, pues su pasión es la repostería, la cual se ha convertido en su más grande hobbi.

En un futuro cercano, en el ámbito persona, Denise desea ver profesional a hija y bachiller a su hijo, por el lado profesional, le gustaría poder consolidar mucho más el área de la clínica psicoanalítica y continuar trabajando en el área de la psicopedagogía.

Hay problemas y temas que uno puede resolver con recursos personales, pero cuando empieza a afectar la salud, Denise recomienda pensar seriamente en acudir a un especialista donde puedan hablar y trabajar sobre eso, porque es una inversión con buenos resultados.

Artículos Recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: